martes

Manifiestódromo

No tiene Sevilla un obelisco como el de los bonaerenses, ni falta que le hace. Para lugar de protestas, disfrutamos de una vía de uso compartida por el trenecito, bicis , peatones, vendedores ambulantes, músicos y teatro callejero, gitanas de romero y lecturas de mano, pedigüeños... y hasta tiendas . Una vía sin necesidad de nombre, que ¿quien no sabe cual es La Avenida? tomada por todos y como no podía faltar en cada enclave importante que se precie, sirva para las más curiosas, ruidosas, insoportables, y perjudiciales para los tenderos de la zona, las manifestaciones.

Bomberos, policías, sindicatos, taxis, gente del campo, estafados, desempleados, prejubilados, con ERE o sin el a sus espaldas, futboleros... todos caben y todos son bienvenidos al manifestódromo de la muy Noble e Invicta ciudad de las manifestaciones.


Que si, que contarán con los debidos y respectivos permisos y derechos que otorga el Gobernador Civil, pero una vez más, el beneficio de unos, perjudica a los de siempre. El comercio. Aquel que paga sus impuestos, entre otros el de la recogida de basuras...

3 comentarios:

  1. toi pensando ... en montá algo q aún no haya en la avenida ... no caigo, oye!!

    Bsitos!

    ResponderEliminar
  2. viá cogé los plastidecor y una cartulina ...

    ResponderEliminar

Meditaciones a la imagen.

Photoadictos