martes

Comercio libre... libre de todo.

Quienes se empeñaron en vender que la llegada de la línea 1 del Metro sería una fuente de beneficio para el comercio del centro de la ciudad, debieran poner en solfa sus afirmaciones.

El flujo de pasajeros que desembocan en Puerta Jerez, ha convertido ésta en un nuevo centro comercial abierto, abierto a todo tipo de venta ilegal y sin control de calidad.

Ahora antes de subirse, o al bajarse del Metro, puede comprar su ropa interior, algo de bisutería, abalorios, películas , Cd, y Dvd, más piratas que Jack Sparrow, comprar un cenicero de latas recicladas, tabaco de contrabando, y disfrutar del juvenil ambiente de la botellona quinceañera que se agolpa en los bancos, llegados el fin de semana. Y para proveer a éstas criaturas de su aliño, también se cita una pareja de franco argelinos con su nevera de corcho y su selecta nevería, vamos, como en el cine de verano.

Comercio libre, libre de impuestos, de Seguridad Social, de Seguridad e Higiene Laboral, libre de abonar la Luz, el Agua, la Tasa de Recogida de Basuras, en un entorno único, recién remozado, con la iluminación navideña que a otras calles con comercios tradicionales nos negaron y lo más demandado a la hora de emprender la aventura comercial, en una vía de alto tránsito.

5 comentarios:

Meditaciones a la imagen.

Photoadictos